8 de septiembre de 2018

sácame de aquí


4 comentarios:

Luis dijo...

Un ruego que se eleva y grita. Una ansiedad en byn que casi hiela la sangre. Genial Roberto. Un abrazo

joaquín dijo...

¡Soberbia!

Angel Sanchez Marco dijo...

La inquietud mística, en una atmósfera
metafísica, inquietante como en una
novela gótica.
Una espléndida composición, destacando
la limpieza de la imagen, con tres claros
símbolos; la mano, el cimborrio con la
cruz y la abstracción del cielo, de la nada
y del todo.
Abrazos.

Fernando Rodríguez dijo...

¡Vaya cruz que tienes!
http://encimadelastablas.blogspot.com
http://fernanfotos.blogspot.com