7.7.10

misteriosa librería en laviana




Resultó imposible abrir la puerta. Busqué, sin resultados, algún resorte oculto; incluso grité antiguas contraseñas. Tampoco tuve éxito al tratar de mover la palanca, y lo único que conseguí al abrir la caja del contador de la luz fue un calambrazo. Me dormí contando los azulejos. Nada: la puerta permanece cerrada. ¿Qué misterios oculta esa señal?.


Pola de Laviana. Asturias.

14 comentarios:

Mariluz dijo...

Al menos te ha servido para aprender que no se deben tocar los contadores, dan calambre :)
Sigue intentando abrir la puerta...nunca se sabe...

Nuria dijo...

Muy bueno tu escrito...Pero digo yo! intentaste quitar algún azulejo? tal vez era la llave maestra a la libreria :)
Saludos!

JSantos dijo...

Ya me dijo mi madre que tuvieron que llamar a los municipales porque había un señor gritando "Ábrete Sésamo" delante de una pared. Prueba a seguir la flecha, tengo curiosidad por saber hasta donde te llevará

zahira dijo...

¿y dónde está esto? Vaya intriga...

Martina dijo...

Your framing is excellent.

Willy dijo...

Preguntai a Santi el del bar Molina.Un superviviente de la zona.

JAS dijo...

Insiste detras de los azulejos esta,la libreria seguro......

XuanRata dijo...

Esa librería está seguramente en fase de deseo. Sigue buscando yla encontrarás. Lo que no dice el letrero es la distancia a la que se encuentra.

Francisco J. Lauriño dijo...

Pero bueno, Roberto, ¿cómo se te ocurre abrir el cajón de la luz? ¿No viste que la flecha señala exactamente para el lado contrario? Yo creo que no hay tal librería, sino que alguien había dejado colgado por ahí un e-book de esos con mil o dos mil títulos, pero supongo que alguien se lo habrá llevado ya. He aquí la solución al enigma.

Lobo mexicano dijo...

Estimado Roberto

Vaya un gran saludo hasta España. Yo te recomiendo ampliamente no sólo el trabajo documental de Pedro Meyer sino también su página de zonezero. Estoy seguro que te sorprenderá.
Mi novia acaba de regresar de País Vasco y en un tiempo visitó la casa de Pessoa, en la hermosa Lisboa. Ella regresó enamorada de ese sitio. Y ahora tu me cuentas lo de la tumba de Pessoa, vaya historia que se van tejiendo. Es como si esos heterónimos cobraran vida para entrelazar nuevas historias.
Ojalá pudieras publicar de nuevo esa imagen de la tumba de Pessoa.

Un abrazo y felicidades por el campeonato de futbol.

La frontera entre China y París dijo...

Muy buena, Rober. Descubres el pueblo a los que pensábamos que lo conocíamos. Imagino por algún comentario donde puede estar, pero ya me contarás,
saludos

Jan Puerta dijo...

Quizás solo se aceda por invitación. Aunque yo, también hubiera abierto la tapa del contador. "Calambrazo" incluido.
Un abrazo

ANRAFERA dijo...

Bonita y original toma. Me gusta los colores...y la puerta? Saludos

Lisergic Synaesthesiae dijo...

perfect framing and excellent colours.