27.1.10

rocamar









5 comentarios:

Fernando dijo...

La decadencia iluminada. Me sobra la última.

XuanRata dijo...

En ese lugar y con ese nombre el Rocamar nació ya con un punto de nostalgia. Tal vez precisamente ahora es cuando está en toda su salsa.

Veritas dijo...

Encántenme. La lluz, los graffitis escontra la tipografía setentera del lletreru desfechu, la composición, l'espaciu vacíu... Tienen un toque post-apocalípticu qu'espeya dafechu l'espíritu del Rinconín (y, por qué non, d'esti Xixón muertu en vida). ¡Norabona!

Willy dijo...

Que tiempos aquellos de chunda chunda y éxtasis.

alterdom dijo...

Hola,

La tercera : excellente!