28.10.09

la muerte en venecia



Dentro de dos años será el centenario de la novela de Thomas Mann, que visitó Venecia en mayo de 1911. Esta novela junto con "Marca de Agua" de Joseph Brodsky y "La Venecia Secreta de Corto Maltés" de Guido Fuga y Lele Vianello, fueron imprescindibles para deambular por Venecia, y encontrar, también en mayo, la "Antica Trattoria Poste Vecie" -il ristorante più antico di Venezia- muy frecuentado por Hugo Pratt.

4 comentarios:

FRANCISCO J. LAURIÑO dijo...

De antología.

Casimiro Palacios dijo...

¿Delante de un cortejo fúnebre y te acuerda de una trattoría? Sos un caníbal, ché.

XuanRata dijo...

El instante exacto de la entrada en el Averno. Nunca creí que estuviera en un puente de Venecia. Pero, pensandolo bien, ¿dónde mejor que en un puente?

Daniel dijo...

Venecia es una ciudad de cuento, muchas veces no te extrañaria encontrar al propio Corto Maltese en una esquina.