21.2.09

setenta años en collioure

Eulalio Ferrer, capitán del Ejercito Republicano:

En Banyuls nos encontramos en un banco una escena dramática; a Antonio Machado con su madre, sentados en la plaza pública como a las doce del día. Mi compañero Cillán me dice: «fíjate quien está aquí, don Antonio Machado». Se me abre la pantalla de la ilusión y del deslumbramiento. Nos acercamos. Era un hombre deseando la muerte. Su madre, acurrucada en sus brazos. Él con su sombrero caído, la barba crecida. Estaban tiritando.


LLegaron a Collioure acompañados del escritor Corpus Barga, que los dejó alojados en el Hotel Quintana, abarrotado de refugiados españoles. Cayó gravemente enfermo, pasó dos días de agonía y murió el 22 de febrero de 1939. Fue amortajado como él dijera: «para enterrar a una persona con envolverla en una sábana es suficiente».
Tres días depués murió su madre.


En "El exilio español (1936-1978)" de Julio Martín Casas y Pedro Carvajal Urquijo.






Miró hacia atrás y no vió
más que cadáveres sobre
unos campos sin color.

En Collioure, de J M Serrat.





Posted by Picasa

6 comentarios:

Chapa dijo...

Passei e gostei dos teus "olhares".

Pere Chuliá dijo...

He leido en la prensa la noticia del aniversario de la muerte de Machado y me ha recordado mi viejo sueño de ir un día a Colliure. Gracias por recordarme que sigo teniendo una asignatura pendiente. Una más. Saludos.

montse dijo...

Me uno a este homenaje que le haces al gran poeta Machado!!...
Un detalle de gran sensibilidad!!
Un abrazo.

Nacho Carreras dijo...

Ya lo has dicho todo.
Saludos.

Nome Andrés dijo...

Machado arrastró su drama hasta Colliure. Y al margen, pero qué bonito es este pueblo. Estos franceses siempre tan ordenaditos y curiosos. Un saludo

FRANCISCO J. LAURIÑO dijo...

También yo, al igual que Pere, tengo pendiente mi visita a Collioure. Lo decidí al leer la biografía de Machado por Ian Gibson. Tal vez esta semana santa. O el próximo verano. Me uno a este bello homenaje al gran poeta andaluz y castellano. Saludos.