25.10.08

merengue




Posted by Picasa

16 comentarios:

Willy dijo...

La magia de encerrar un huevu sin rompelu.
Aplauso.

cuentosbrujos dijo...

jejej, sabes mirar donde los demas no lo hacen.. buena luz la de esta toma.

curiosidad ¿como metiste el huevo??
jejej
saludos brujos

Pere dijo...

Muy original, muy bien compuesto y muy bien iluminado. Me gusta. Saludos.

TEAGARDENFOTO dijo...

Muy buen bodegón y coincido con la estupenda iluminación que señalan todos.
Me gusta mucho la compo. Has tocado con esta foto un buen campo para exprimir ideas... jajjaja, a ver con qué nos sorprendes en la próxima.
Un saludín.
"Gargamel"

Isabel dijo...

ME ENCANTA LO ORIGINALIDAD QUE TIENES.
UN SALUDO

hector_laviana dijo...

aguantó el huevu to la sesion fotografíca a la que lu sometiste en perfectes condiciones ? jeje, un saludu

JOSÉ NEVES dijo...

Uma imagem de grande qualidade, destaco a creatividade e originalidade.

Parabéns, um abraço.

Fernando dijo...

No me toques los güevos, tu yes del madriz

Oscar dijo...

Hola!!
Gracias por visitarme y escribir en mi blog, sera un placer verte siempre por el. En cuanto a tu blog, me ha gustado mucho tu estilo, tienes fotos urbanas muy buenas, es un tema que me encanta.
Te sigo la pista
Un abrazo
Óscar

Nacho Carreras dijo...

Buena imagen, aunque le falta la elaboración para el título (je, je).

Saludos.

nieves dijo...

Jamás se me hubiera ocurrido semejante composición, y mira que en mi blog de cocina, utilizo frecuentemente tanto las barillas, como el huevo. Pero hay que tener un ingenio especial, para "ver más alla". Está genial.

Saludos.

Enfokme dijo...

Me gusta lo original de la idea y el juego de luz y sombra.Muy buena.Saludos

Nome Digas dijo...

El batidor y el huevo. Aunque son enemigos, se necesitan. Están hechos el uno para el otro. Buena composición

XuanRata dijo...

Esta sí que es una foto de pura anticipación. Temporal y conceptual. Estilo Ferrán Adriá. Y sobre todo Chema Madoz. Y no tienes nada que envidiar a ninguno de los dos.
Esta guárdala para la exposición.

XuanRata dijo...

Perdón por la reincidencia pero es que esta noche no he dormido bien, algo así como si me estuvieran batiendo huevos en la cabeza.

El destino es una carcel hecha a nuestra medida en la que uno mismo se introduce. Sabemos que acabará con nosotros, ¡pero se adapta tan bien a nuestra forma! Además una vez dentro la única forma de salir es hecho trizas, transformado en algo irreconocible. Es el precio de la fuga.

www.monigrafica.com dijo...

q buena idea!!, jaja, el huevo escapó a su captor metiéndose dentro!