4.9.08

el día que fuí Spencer Tracey



Fue el calor el que me convirtió en Spencer Tracey, o mejor dicho en John MacReedy, aquélla tarde bajo un sol de justicia. Primero perdí el brazo izquierdo. Luego un sombrero buscó sitio en mi cabeza. Más tarde un maletín se balanceaba en mi brazo derecho. Y al final la camiseta y el pantalón corto se transformaron en un traje oscuro de corte italiano. Robert Ryan y Lee Marvin me observaban desde la barra de la cantina. No había duda: estaba en Black Rock, y cuanto más se alejaba el tren más se acercaba la conspiración de silencio. Yo pregunté por el viejo granjero japonés pero nadie respondió.

John Sturges firmó en 1955 “Bad Day at Black Rock” o “Conspiración de Silencio”, una de esas películas que no se olvidan facilmente. Spencer Tracey está impresionante en esta película que trata sobre el racismo, la xenofobia y el poder que ejercen algunos matones gracias al silencio cómplice de los cobardes. La película comienza con la llegada del tren a Black Rock, un tren que hace más de cuatro años que no se detiene en esa estación.
La foto está hecha cerca de Villamanín, León.
Posted by Picasa

6 comentarios:

un_mar_de_calma dijo...

lo que esta claro que el tran llegaba sin detenerse en la estación. EL byn lo borda.

un salduo

charmante dijo...

Q pasada, te ha quedado genial, es total como foto de época.
Buen fin de semana

linchy dijo...

Una foto de cine, y no mejor dicho-
Muy buen blog

Enfokme dijo...

Genial el blanco y negro, como ya te han dicho parece sacada de una peli.Saludos

FRANCISCO J. LAURIÑO dijo...

Dudé por un momento, pero enseguida vi la firma en la propia foto. Luego pensé que habrías estado por allí, por los usa, pero también enseguida leí lo de Villamanín... Impresionante esa maquinona que parece sacada de la noche de los tiempos (o del cine). No sólo en esta foto tuya, también en todas las demás, está el don de la oportunidad, la condensación de ese momento perfecto en que se afina la puntería y se logra impacto, belleza, información..., lo que el mismo momento haya querido dar, lo que tú, apretando el botón, hayas querido extraer de él. Un abrazo.

montse dijo...

Con esta imagen nos has trasladado al pasado y el comentario que la acompaña nos hace sentir ese paso por el gran mundo del cine...Qué magia!!
Un abrazo.